Amor profundo y misterioso emanado por la música

La sala Zavala Muniz presentará el recital de Mandrake y Los Druidas, este jueves 16 de febrero a las 21.00 hs. Conversamos con Alberto "Mandrake" Wolf sobre el evento en un rápido y breve intercambio que aquí compartimos.

MANDRAKE Y LOS DRUIDAS. Es el reciente proyecto de Alberto “Mandrake” Wolf, Nacho Echeverría (Buenos Muchachos), Federico Anastasiadis (Oro), y Nacho Iturria (Croupier Funk), que con sonidos crudos comparten canciones con una versión rockera desnuda, filosa, salvaje. Este año será el lanzamiento de su primer trabajo discográfico, al tiempo que ya publicaron un clip de adelanto (clickear imagen). Sobre el recital Mandrake nos dijo que llevarán a la Muniz “14 lindas canciones, mucho amor por ellas, y mucho ensayo”, “a la vieja y querida usanza del rock and roll, tocando fuerte y como si fuese la última vez”. El encuentro nos confirmó que tendrá una extensión de aproximadamente una hora y media, y al preguntarle sobre la posibilidad de invitados, con su típico humor esquivó la respuesta diciendo “sí, seguramente asistan nuestros padres madres e hijos”.

A nivel creativo Mandrake sigue produciendo, “todas estas canciones son inéditas” y “hay más”. "En mayo terminaremos de grabar el disco de los Druidas y lo tocaremos lo más que podamos”, por lo que será un 2017 con mucha magia y exploración.

Aprovechamos a preguntarle retrospectivamente sobre su trayectoria y el espacio artístico que de manera entrañable fue conquistando en este tiempo, qué sentía, qué le enorgullecía al respecto, y con sincera humildad emotiva nos dijo “bueno, todas las canciones que uno hizo o hace las acuna como si fuese un niño, y una vez que las larga, se emociona, se alegra, y se entristece de cómo andan por la vida”. “Lo más destacable en mí es el sentimiento profundo y misterioso que emana de la música, y mi respeto, mi fascinación, y mi ingenuidad –que- siguen siendo siempre igual, así pasen los años”.