Caléxico, banda sonora

Si bien la banda estadounidense con sonido folk mexicano nunca participó como banda sonora de una película de Tarantino, bien podría haberlo sido.

Recordaremos, eso sí, en las escenas del desierto, cuando Walter White se convierte en Heisenberg y negocia con los cárteles mejicanos en la ya afamada serie Breaking Bad, con la canción Banderilla.

Lejos de estar a ese medio paso de la frontera como suele tenernos acostumbrados, La Trastienda se vistió de gala para recibir a este perfecto mestizaje con alguna que otra bota tejana. De esas que ya no se usan. De esas que solían tener un pequeño taco y algún que otro estampado de piel de víbora en ellas.

Con un telonero indisoluble, Garo Arakelian: notas mágicas que nos hicieron recordar que no todo estaba perdido, que la letanía puede más que un disco, que gana mucho en vivo, y que, cómo no, próximamente iremos a verlo en algún show más personalizado.

Pero todos estábamos esperando a Caléxico. Esos que suelen ser mucho más que dos - batería y guitarra- que bien saben rodearse de músicos que transpiran excelencia. Vientos más que favorables.

Convertino y Burn nos trasladan al rock folclórico de Arizona, pero también a ambientes gitanos españoles, a la cumbia más clásica centroamericana, al son cubano, a los mariachis.

Con un bis que transcurrió durante cuatro canciones en que los músicos dejaron de tocar para el público para tocar entre ellos mismos, zapando en el buen sentido de la palabra, con carisma, con amor, con miradas cómplices con fervor, haciendo gozar a la gente que ya no podía más de bailar un baile que al principio quizá miraba con desconfianza y a lo último no podía parar. 

Supieron pertrecharnos de un repertorio antiguo y nuevo, con canciones como Alone Again Or donde la euforia fue clave tanto en ellos como en nosotros, o canciones de su último disco Edge of the sun, motivo de su gira por Latinoamérica y culpable de que ese aire sureño corriera por nuestros pies, por todos nuestros sentidos, por una noche larga. Por un mejor amanecer


La Trastienda Club Montevideo
Xime de Coster
Viernes 10 de junio de 2016