¡ Ska-P regresa a Montevideo !

La banda española de punk-rock-ska, Ska-P, anunció en sus redes sociales que tocará en Montevideo el día 7 de octubre, cerrando el festival Cosquín Rock Montevideo, en el Centro de Espectáculos Landia. 

SKA-P. CON NUEVO DISCO. Desde su nacimiento en el año 1994 y el surgimiento de su primer trabajo discográfico de nombre homónimo (1995), comenzaron a tocar en Galicia, Almería, Madrid, “por los gastos y poco más” –recuerdan en su web-, “para pequeñas cantidades de gente y casi ignorados”. Pero con sus letras contestatarias en contra de las corridas de toros; la corrupción política; y en pos del antirracismo; el antimilitarismo y demás, conjuntamente con la apertura de shows para bandas como Platero y Yo y Extremoduro, comenzaron a despegar definitivamente a la popularidad. Su segundo álbum, “El vals del obrero” (1996), ya los colocó como protagonistas de la música de su país, llegando las giras y el crecimiento entre el ´97 y `99. Hacen un Obras en Argentina, pasan por México, y luego viene la conquista de Europa y Latinoamérica. 

Ya con ocho producciones discográficas, cerca de un millón de personas siguiendo sus redes sociales, y tres años de espera, anunciaron un nuevo disco para el 2018, un 15 de noviembre del año pasado en Facebook: “11 temas casi terminados, ya podríamos grabar un nuevo álbum”. Para después confirmarlo de igual modo un 24 de noviembre: “Bueno, pues ya esta todo hablado, VAMOS A GRABAR UN NUEVO CD”, “24 años después grabaremos nuestro octavo álbum de estudio, lo producirá nuestro colega Tony López, claro”. Y así de público, para locura de fans uruguayos y de la música divertida y comprometida (es decir, con sentido) se hizo el retorno: 

 
La banda española de punk-rock-ska, Ska-P, anunció en sus redes sociales que tocará en Montevideo el día 7 de octubre, cerrando el festival Cosquín Rock Montevideo, en el Centro de Espectáculos Landia. 
 
 
SKA-P. CON NUEVO DISCO. Desde su nacimiento en el año 1994 y el surgimiento de su primer trabajo discográfico de nombre homónimo (1995), comenzaron a tocar en Galicia, Almería, Madrid, “por los gastos y poco más” –recuerdan en su web-, “para pequeñas cantidades de gente y casi ignorados”. Pero con sus letras contestatarias en contra de las corridas de toros; la corrupción política; y en pos del antirracismo; el antimilitarismo y demás, conjuntamente con la apertura de shows para bandas como Platero y Yo y Extremoduro, comenzaron a despegar definitivamente a la popularidad. Su segundo álbum, “El vals del obrero” (1996), ya los colocó como protagonistas de la música de su país, llegando las giras y el crecimiento entre el ´97 y `99. Hacen un Obras en Argentina, pasan por México, y luego viene la conquista de Europa y Latinoamérica. 
 
Ya con ocho producciones discográficas, cerca de un millón de personas siguiendo sus redes sociales y tres años de espera, anunciaron un nuevo disco para el 2018, un 15 de noviembre del año pasado en Facebook: “11 temas casi terminados, ya podríamos grabar un nuevo álbum”. Para después confirmarlo de igual modo un 24 de noviembre: “Bueno, pues ya esta todo hablado, VAMOS A GRABAR UN NUEVO CD”, “24 años después grabaremos nuestro octavo álbum de estudio, lo producirá nuestro colega Tony López, claro”. Y así de público, para locura de fans uruguayos y de la música divertida y comprometida (es decir, con sentido) se hizo el retorno: