Entrevista a Alfonsina

"El arte valida las posibilidades que presta la imaginación. Valida caminos posibles, realidades “alternativas”, perspectivas que aportan libertad al pensamiento.

Alfonsina Álvarez es poeta, escritora, músico, y una de las excelentes vocalistas de nuestro fecundo medio cultural, que comenzó desde muy pequeña a volcarse a las artes de forma autodidacta bajo los estímulos de su familia y sus propios instintos. Estudió guitarra y teclado, conformando así una base técnica para la composición de sus creaciones musicales, y experimentando con su arte encontró en 2010 al productor Tricky (reconocido internacionalmente por su trabajo con artistas como Björk y Massive Attak) que la invitó a salir de gira por Europa, proyecto que finalmente no se cristaliza, pero que afirmó su confianza para lanzar su carrera independiente en nuestro medio. Trabajó como vocalista de sesión en “La Tele” junto a Maxi de la Cruz (Los Comediantes) ; con Ruben Rada y Victoria Rodríguez (Décadas), mientras paralelamente se iba metiendo en las noches de los boliches de la capital, entre “humo”, “zarpe”, “quiebres” y “rezos al sol” que las mismas jornadas nocturnas y sus canciones iban empujando en clave de blues, soul, pop, y jazz-rock a la admiración inevitable del público.
De voz firme y versátil, clara, sensual, seductora, con carácter de vino añejo -aunque jóven-, como su poesía, Alfonsina se postula a protagonizar, junto a otras colegas que lúcidamente desarrollan la delicada femineidad de sus canciones, un exquisito espacio dentro de la música nacional.

“EL BIEN TRAERÁ EL BIEN Y EL MAL TRAERÁ CANCIONES”, su opera prima de co- producción tripartita junto a Max Capote y Javier Cardellino, explicita todo lo dicho en síntesis compacta de un trackinlist de temas. Y uno, como ella, entiende enseguida que: “las heridas son la fuente de saber de donde bebo, es lo que vine a hacer. En mi humilde confusión/un titán de voluntad. Ruge enérgica la voz que no espera. Y sé que siempre ha sido así, que esta sed es ideal, cada día quiero ser un alma nueva” (“En la estela”). Sobre este gran disco uruguayo, Alfonsina nos dijo en nota anterior (adjunta) respecto del nombre, que “viene de una reflexión anterior al disco y luego conceptualmente se unió a él. Es una forma de justificar ese dolor con el afortunado cambio que trae a su través”. “Es un disco retro de alguna manera. Formas de canciones y sonidos antiguos”, “un libre camino de experimentación que habilita a las canciones a ser honestas y a no deberse a más que eso”. Y es más que suficiente.

Con tan solo ocho años fue capaz de crear dos frases filosóficas contundentes, que unían percepción vital con vivencias onírico abstractas emotivas precoces, en un doblete empírico trascendental que sentenció definitivamente a su prosa e imaginación a un derrotero artístico que la trajo hasta el día de hoy, con más versos, estrofas, y una estela de luz.

Invitamos a la artista a participar en la sección de arte de HER!, y con respuestas tan inspiradas y precisas como sus trabajos, nos aportó su libre visión de mundo, descontracturada, abierta, esteta, en construcción, a través de aforismos y analogías. Capaz de citar como pocos a un complejo -como in-comprendido- filósofo llamado Wittgenstein, insertándolo apropiadamente en la cosmología que fabrica en flujo místico corporal, así, como cantando, Alfonsina nos respondió canciones...

¿Qué es el arte?

Enuncio sólo la primer idea que se me viene a la cabeza porque no puedo abarcar una pregunta tan amplia: el arte es una forma de ejercer la inteligencia creadora.

Comenzaste desde muy pequeña a vincularte con lo artístico, ¿Cómo fue ese comienzo?, ¿Qué recuerdos tenés y cómo recordás que lo viviste?

El recuerdo más vívido y temprano que tengo de encontrarme con el impulso artístico se remonta a mi niñez. En aquel momento disfrutaba del uso de las palabras tanto como hoy. “La vida es una cosa que suspira al morir. La vida es algo que no muere porque está hecha en el amor y los dominios” dice una de mis primeras reflexiones poéticas, a los 8, desde cuando mi abuela conserva aquella escritura. Tenía la intuición de que detrás de las palabras usadas tenía que haber verdadera emoción. Y hasta que no me emocionara, hasta no conseguir esa épica sensación en el cuerpo, no cesaba de buscar.

Increíble realmente esa precocidad. ¿Y qué sentis que te aportó -y aporta- en tu vida, qué pensás que da a las personas?

El arte valida las posibilidades que presta la imaginación. Valida caminos posibles, realidades “alternativas”, perspectivas que aportan libertad al pensamiento. Gusta de deshacerse de convenciones, reproduce la naturaleza del mundo de mil formas, desmintiendo que exista una que sea absoluta y verdadera.

Cantás y escribís, tenés un blog con poesía, cuento, palabras anotadas como al azar y sentimiento ¿qué te moviliza más de las dos formas de arte manifiestas, y qué -y cómo- te movilizan cada una de ellas?

La poesía permite mucha libertad, me da la posibilidad de expresarme en paisajes más complejos que la música, hasta hoy reproduce un poco más fielmente el flujo de mi pensamiento.

¿Qué significa la palabra para vos, como escritora, y cómo la ves en el lenguaje, la comunicación y el pensamiento de nuestros días? ¿Y qué papel te gustaría que jugara?

“Los límites de mi mundo son los límites de mi lenguaje” dice Wittgenstein, e ilustra un poco lo esencial de la palabra en el mundo que uno construye en su forma de percibir. La palabra se me hace tan importante que no evito adjudicarle capacidades mágicas. A veces los propios sentimientos se distorsionan por no encontrar las palabras correctas para expresarse, corriendo el riesgo de confundirse con otras cosas. Cuando cambio una palabra en una poesía por ejemplo, cambia mi yo simultáneamente. “Sé impecable con tus palabras” dice uno de los Cuatro Acuerdos Toltecas, práctica a la que suscribo para alcanzar más disfrute y evolución en mi pasaje por éste plano y también para obtener mayor lucidez para su (humilde) entendimiento. Agrego que a veces escribo, pero no "soy" escritora, a veces canto, pero no "soy" cantante. Aún no sé lo que soy.

Respecto a eso, tomando tus citas, ¿qué estás leyendo actualmente y cuáles serían tus autores predilectos en los géneros que más te apasionan?

Disfruto mucho de la escritura de Clarice Lispector, de Nietzsche, de Amado Nervo, de Walt Whitman y de los mil compositores que escucho en la música que frecuento. Presto mucha atención a las letras.

En tus trabajos poéticos se percibe libertad, desamor, búsqueda y preguntas -en sentido existencial-, junto con respuestas que esbozas con lírica naturalidad. Muchas veces, poetas y escritores tienen algún tópico como denominador común, ¿hay algún tema en particular, recurrente, al que instintiva o impulsivamente confluya tu inspiración?

El denominador común de mi búsqueda creo que podría ser la integración de los mundos ocultos al mundo más "visible". Integrar el inmenso espíritu al fragmento de espacio y tiempo que nos otorga el nacimiento. Aprender a vivir.

¿Y cómo desarrollas el trabajo de composición? Te imponés horarios y/o temas, tenes algún rinconcito o lugar especial para explorar intuiciones? Algún lugar motivador.

El lugar motivador es la mañana, ese espacio en el tiempo de cada día.

¿Cómo ves actualmente al arte en lo social y cómo te lo imaginas en un futuro?

Es tan vasto y opera en cada persona en pro de tantas funciones y espejos que no puedo generalizar ninguna respuesta. Lo que vendrá justamente será algo que hoy no puedo imaginar. Personalmente como artista apunto a facilitar ó generar instancias de convergencia y comunicación entre personas a través de la experiencia musical. Es mi "función".


Entrevista anterior: “Alfonsina y el mal”
Face:             https://www.facebook.com/alfonsinamusik?ref=ts&fref=ts
Blog:             http://alfonsinaalvarez.blogspot.com/
Soundclound: https://soundcloud.com/bizarrorecords/alfonsina-en-la-estela-el-bien
Youtube:        https://www.youtube.com/watch?v=Vo_Jj2wW3sc&list=RDVo_Jj2wW3sc#t=18


por Marcelo Reyes
Fotos: Producción de Alfonsina